BRIAN ENRIQUE, EL JOCKEY QUE NUNCA PERDIÓ LA HUMILDAD

Fue ganador de la estadística de jockey en la temporada 2015 en el Nuevo Hipódromo de Las Flores y volvió a unos de los circuitos que lo vio surgir para participar en la jornada del 15 de noviembre. «Es un sueño cumplido”, sostuvo este muchacho de 23 años que ganó el Juan de Garay con Vanguardeira.

En cada profesión hay metas o anhelos por cumplir. Brian Enrique es una fusta con mucho futuro en los escenarios centrales, aunque no se olvida de sus raíces y dijo presente en la fecha más esperada para la hípica santafecina; en la misma cuyo programa sobresalía el Carlos Pellegrini y Juan de Garay.

“Las Flores fue uno de los hipódromos que me abrió sus puertas antes de ir a Buenos Aires y siempre le estaré agradecido a su gente”, apunta con total sinceridad y en un gesto que vale más que mil palabras.

Enrique tiene muy en claro que sus gestiones en la arena de de este hipódromo le dieron armas y experiencia para luego usar en los máximos y declara: “Es un orgullo poder correr en este lugar. Soy de eta provincia y nunca había tenido la posibilidad de correr los clásicos de esta fecha. Es un sueño cumplido”

Se había dado de baja Stormy Flor en el Pellegrini, el compromiso que tenía asegurado pero consiguió monta para estar en la estelar contienda. Algo parecido le paso en el Garay, que le ofrecieron a Vanguardeira a pocas horas de que salgan a la pista. “Pude ganar en los 1200 metros. Ya poder correr era importante; así que ganar mucho más”, subraya.

En la actualidad integra el equipo de trabajo de Héctor Sueldo en San Isidro, pero pidió permiso para estar presente y así lo confiesa: “Tenía cinco montas en Buenos Aires. Querìa estar acá”, agrega.

Tardó sólo 5 meses y 26 días para sumar las 120 victorias que lo gradúen de jockey. Es verdad que todo fue muy rápido, pero ese éxito no se le subió a la cabeza y sigue siendo el mismo de siempre.