EL MUSICAL se impuso por 1/2 cabeza en la pista y aspiraba a la Triple Corona, pero tras el reclamo de Adrián Giannetti la comisión de carreras del hipódromo de San Isidro revirtió el fallo, y NATAN se quedó con la segunda gema Argentina.

Lo que parecía ser una fiesta para la actividad termino siendo un bochorno a los ojos del mundo turfistico.
La carrera, el GP Jockey Club (G1) -2000 metros- fue un carreron, definieron cabeza a cabeza dos de los mejores potrillos de la generación; por un lado EL MUSICAL ganador de la Polla de Potrillos (G1) y por otro su escolta en dicha contienda NATAN, el resto a «variedades». Pero claro todo se empañó por los incidentes.
EL MUSICAL mostró que es «un pingo», desde que se abrieron las puertas salió a comandar sin guardarse nada, volcó el codo dominando con autoridad y escapó en busca del disco, mientras NATAN se lanzaba a buscarlo ni bien pisada la recta.
En los 100 finales el del MAMINA abría su línea, daba un leve toque al de LAS MONJITAS y lo llevaba hacia fuera, logrando el primero cruzar el disco triunfal por pequeño margen.
El trapo no tardó en subir, y el comisariato demoró un buen tiempo en tomar la decisión… Finalmente NATAN se quedó con la victoria por distanciamiento.
En ese instante comenzaron los «disturbios», los abucheos del público no tardaron en llegar, no se pudo culminar la entrega de premios, gente allegada a EL MUSICAL termino pateando las puertas del comisariato y peleando con quiénes se cruzaban, totalmente indignados con la resolución, en una acción sumamente repudiable.
Creemos que la molestia existió y la sanción es la correcta, aunque en este circo no suelen medir con la misma vara, el criterio en esta clase de reclamos no suele ser siempre el mismo y eso es lo que genera poca transparencia de parte de «la comisión».
Otra jornada que debía ser una fiesta y termina empañada, deja mal parada a la actividad en nuestro país y ante el mundo.
Por otro lado el GP Nacional (G1) está a la vuelta de la esquina, y es probable que podamos tener una buena revancha en las arenas porteñas.